Octubre.

Celebramos y recordamos nuestro por qué.

Diez años se dicen fácil, pero ha sido un largo camino, que retrata con mucho acierto, la Doctora Titina en su relato. Durante octubre celebramos nuestro cumpleaños y para festejarlo tuvimos la visita de nuestra madrina y nuestro formador quien nos dirigió en nuestro seminario anual. 

La Doctora Titina

esta vez sí le atinó a contarnos muchos detalles de su vida como Apapacho:
Hola soy la Dra. Titina, la que nunca le atina. Yo nací una noche estrellada así que cuando quieras verme, búscame en las estrellas.
En mi bata llevo un dragón de tres cabezas que son Joliche, Royito y un Cucarachito, que representan lo mas valioso del planeta que es el amor y por eso en su cola tiene un corazón.…
También llevo un rey sapo. Él ya estaba cansado de vivir lleno de oro, riquezas y comodidades, pero muy solo y aburrido, encerrado en su castillo. Por eso prefirió quedarse embrujado, siendo libre y saltando de charco en charco.
Todos los miércoles, con esta bata visito los hospitales, y es así como tú ves a la Dra. Titina. 
Si pones un poco más de atención, podrás ver que detrás de esa nariz roja hay un ser humano muy parecido a ti.
Cada visita a mí también me pasan cosas: me río, me divierto, veo la ternura, la preocupación y el miedo, toco con mi parte vulnerable y me duele ver algunas cosas. Y tú te preguntarás: qué hago con eso, y es justo lo que te voy a contar:
A los Doctores Apapachos nos confunden con payasos; sin embargo, y reconociendo que estos son maravillosos, somos un tanto diferentes. Estamos en continua preparación para poder gestionar nuestras emociones.
Cada mes y medio ó dos meses, tenemos una terapia grupal donde nos contamos y sacamos esas experiencias que nos tocaron y removieron el corazón, para así liberarlas y que no se vayan a nuestra «cubeta de pendientes» (término que utiliza mi querida profesora Amalia, acerca de asuntos inconclusos.)
También tenemos un seminario anual que varía según las necesidades que vayamos teniendo en nuestra profesión.

En pocas palabras, lo que quiero decirte es que somos una gran familia y, como tal, nos acompañamos, contenemos y, sobre todo, nos queremos.
Yo, desde luego, amo ser una Doctora Apapacho y agradezco la oportunidad de cada día poder aprender algo nuevo.
Te mando un abrazote, Titina..

Aniversario y Seminario

Nuestra madrina celebró 10 años con nosotros

Amparín Serrano, además de ser una gran creativa y empresaria, ¡es nuestra madrina! El mes pasado nos acompañó en un gran evento donde los niños y niñas recibieron sorpresas de Distroller, y tuvieron la oportunidad de conocer a los Doctores Apapachos.
Seminario de «reciclaje» 2019

Cada año, los Doctores Apapachos nos reciclamos: en nuestras técnicas, herramientas, conocimientos, emociones. Volvemos a aprender eso que según nosotros ya sabíamos, y regresamos a eso que nos hizo iniciar en primer lugar.
Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *